Albert Pujols, el final merecido - Mari Montes

Albert Pujols, el final merecido – Mari Montes

Publicado en: Prodavinci

Por: Mari Montes

“Albert Pujols me tiene viendo todos sus turnos”.
Miguel Cabrera.

El mundo del béisbol sigue celebrando la llegada de Albert Pujols a los 700 jonrones en las Grandes Ligas.

La longevidad no es algo común, no lo ha sido nunca, son diversos los factores que amenazan la permanencia de un jugador en las Mayores. La edad y competencia natural con jugadores con cualidades similares y las mismas ganas de quedarse, que con menos años pueden hacer el trabajo con contratos menos onerosos; las lesiones que merman las capacidades, declives en el rendimiento, además de situaciones como las que nos pueden suceder a cualquiera, una caída, un mal golpe o una enfermedad repentina.

Para acumular tantos batazos es preciso, además del talento, una larga carrera, y para eso hay que mantenerse a la altura de la exigencia de esto que llaman “El mejor beisbol del mundo”.

En las Grandes Ligas nadie está por simpático, los equipos necesitan que todos sus jugadores aporten a las victorias. Ninguna gerencia contrata un jugador para que “haga historia” o porque es una leyenda.

Cuando fue dejado en libertad por los Angelinos, al comienzo de la temporada 2021, algunos pensaron que podría ser todo para Pujols en la Gran Carpa. Sin embargo, los Dodgers de los Ángeles le ofrecieron un contrato de un año; despachó 12 cuadrangulares en 85 juegos. Los 700 parecían lejos, especialmente porque no estaba jugando a diario y en la Liga Nacional no existía el bateador designado. La novedad fue parte de la discusión del nuevo convenio laboral.

“La Máquina” terminó 2021 a 21 jonrones de la meta.

Durante los 99 días de paro patronal, adicional a la incertidumbre por la discusión entre dueños y jugadores, el hecho de que Albert Pujols no había sido renovado por los Dodgers hizo pensar que el astro dominicano no tendría chance de llegar a los 700 vuelacercas.

A las horas de levantado el paro, Ketie Wood, reportera de The Athletic, hizo el anuncio: Albert Pujols acordó con los Cardenales de San Luis.

El día que se reportó, los Cardenales jugaron contra los Nats en West Palm Beach. Conversamos con él.

Era un hombre feliz porque la oportunidad de despedirse del beisbol le fue dada por el equipo con el que debutó y cumplió el sueño de llegar a las Grandes Ligas. Feliz porque estaba de vuelta con sus compañeros, en especial con Yadier Molina, ambos en su última campaña.

Llegar a los 700 jonrones no parecía ser la meta de su temporada de despedida. Aun con la aprobación del bateador designado para la Liga Nacional, no esperaba jugar todos los días. Estaba consciente de cómo sería su rol en el equipo y lo asumía con tranquilidad.

Con 42 años de edad, tenía toda una temporada por delante para hacer lo de siempre, trabajar duro para divertirse, seguro también de los buenos resultados que podían tener los Cardenales con esa mezcla equilibrada de talento emergente y la experiencia de los veteranos. Los 700 jonrones no eran el tema.

Aquella mañana en Palm Beach, Albert Pujols irradiaba felicidad.

Albert Pujols, el final merecido - Mari Montes
Cortesía: Harry How | Getty Images North America | Getty Images via AFP

Y fue descontando y descontando. Dio 2 jonrones en abril, 2 en mayo, ninguno en junio y 2 antes del Juego de las Estrellas. Salió en cada turno a hacer lo necesario, no siempre se puede llegar al plato a buscar un jonrón. Albert Pujols es un hombre de equipo y lo tiene sabido.

Junto a su amigo Miguel Cabrera acudió al Juego de las Estrellas celebrado en en Los Ángeles, en la casa de los Dodgers, invitados por el Comisionado Rob Manfred gracias a una nueva atribución que le permite invitar al Clásico a leyendas activas del juego. Estuvo en el Derby de Jonrones y aunque no ganó dio un espectáculo inolvidable. Despachó 35 cuadrangulares, 20 en la primera ronda y 15 en semifinales. Al terminar, todos los jugadores que estaban ahí para ver el Derby, no solo los dominicanos, todas las estrellas, lo rodearon para aplaudirlo, mientras todos en el Dodgers Stadium lo aplaudían de pie, muchos con lágrimas en los ojos.

Venía la segunda mitad de la temporada. Faltaban 15 jonrones y la proyección entonces no era muy alentadora para llegar a los 700. Parecía mucho 15 jonrones. Dio uno más en julio y entonces llegó agosto.

Con el calor de agosto llegaron 8 cuadrangulares, la cuesta se veía menos empinada, lo estaba. Albert necesitaba dar jonrones y los estaba consiguiendo, con la tranquilidad que lo caracteriza y el equipo ganado.

¿Será que puede sostener el ritmo? ¿Le pegará la presión? Nos preguntábamos.

Tany Pérez, astro de la Maquinaria Roja de Cincinnati y Salón de la Fama, asegura que el calor del verano enciende los bates de los jugadores caribeños.

El 23 de septiembre, un día de especial significado porque es aniversario del debut de Ozzie Virgil, primer dominicano en las Grandes Ligas, Albert Pujols enfrentaría a los Dodgers, el equipo que lo contrató cuando Los Angelinos lo dejaron en libertad y surgió el temor de que fuese su final.

Albert Pujols, el final merecido - Mari Montes
Cortesía: Harry How | Getty Images North America | Getty Images via AFP

Nadie quería eso, la carrera de Albert Pujols no podía terminar así. Sin duda merecía más, él y el béisbol. Queríamos ver esto.

En el tercer inning conectó el jonrón 699 al zurdo Andrew Heaney y en el siguiente turno castigó al derecho Phil Bickford, para llegar a 700.

Y es inevitable hacer el ejercicio ocioso de preguntarse: ¿Cuántos llevaría si hubiera jugado más esta temporada? ¿Cuántos si no se atraviesa la pandemia? Habría pasado a Barry Bonds, seguramente, pero nunca lo sabremos y la verdad es que no importa. Solo cuentan los que se pueden contar.

Albert Pujols, por encima de las lesiones que lo afectaron o de la pandemia que redujo a sólo 60 juegos la zafra 2020, sin todos esos hipotéticos turnos, se convirtió en uno de los 4 seres humanos que pertenecen al Club de los 700 jonrones. Fue así como se dieron las cosas, eso hace aún más extraordinaria la épica con la que termina una carrera que hemos tenido el privilegio de ver.

Dejó claro que se va al terminar la temporada. Llegará hasta donde lleguen los Cardenales, un equipo que sabe crecerse en postemporada y que tiene además ese adicional de inspiración.

Albert Pujols, el final merecido - Mari Montes
Cortesía: Harry How | Getty Images North America | Getty Images via AFP

Cuidado y esta historia termina mejor.

Ya tomó la decisión de retirarse como jugador activo y no parece haber marcha atrás. Incluso había dicho que aún si quedaba a pocos de los 700 HR, la decisión estaba tomada.

Albert Pujols hizo todo lo que quiso en el béisbol. Le esperan en Cooperstown.

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes