Las prostitutas de Cartagena

[vc_separator] [mp3t play=”Play” track=”las-prostitutas-de-cartagena@CMR-Articulo-Las-Prostitutas-de-Cartagena.mp3″] [vc_separator]

elmundo.es-prensamontreal-laprensa.hn

  Uno los ve muy fríos, parecen robots, nunca se sabe a dónde miran, porque independientemente del lugar, bajo el sol o bajo techo, siempre tienen lentes oscuros; poco pelo, casi cortado al ras si no son calvos, y se les distingue porque siempre tienen en la oreja un cablecito. Son de buen tamaño, altos, fornidos, son los Superagentes del Servicio Secreto de los Estados Unidos.

  Pero estas especies de máquinas, que alguna vez han ido al cine y han sido reseñados en películas de televisión, por lo visto, también tienen, no digamos su corazoncito, como se diría popularmente en nuestro país, pero si lo “otro”… resulta que tan fornidos que se ven y son débiles en la carne.

  La debilidad ha creado un escándalo mayúsculo. Colombia prepara una Cumbre de las Américas en la ciudad de Cartagena de Indias, una de las ciudades más bellas de Colombia sobre el Mar Caribe. Es una de las más bellas capitales, de las ciudades más importantes que tiene todo el Caribe hispanoparlante. La famosa ciudad amurallada, es una región que vive del turismo.

  Por una lado, el Presidente Santos y María Ángela Holguín, confiaban que tras la cumbre, vendría un auge para el turismo en Cartagena, pero no contaban con la debilidad de estos individuos del Servicio Secreto. Resulta que fueron en una avanzada para proteger a Barack Obama y se enredaron con unas prostitutas.

  Todo comienza por la denuncia que hace Dania Londoño Suárez, de 24 años y madre soltera. Ella apareció retratada en los diarios de Nueva York, sobre todo en The New York Post. ¿Por qué comenzó el escándalo? Pues  porque el elemento, el gringo, le había ofrecido 800 dólares por el favor sexual, pero al final solo le quiso dar 30 dólares. Entonces Dania Londoño Suárez decidió que no se le trataba así y se armó el escándalo. No resultó ser un solo individuo, se habla de varios, unos 10 u 11 del Servicio Secreto más unos cuantos Infantes de Marina, que estaban involucrados en el escándalo.

  El Gobierno Americano, procede, hace una investigación,  el Presidente Barack Obama dice que fueron unos bobos estos agentes secretos, pide disculpas. La Sra. Hillary Clinton, pide disculpas. Pero la situación se complica, ¿Por qué se complica la situación? Pues porque el escándalo llamó la atención, para nada se menciona la Cumbre, pero sí el caso de las prostitutas.

  Una línea aérea, Spirit Airline que vuela entre Fort Lauderdale y Cartagena de Indias, sacó un afiche que muestra a un hombre con aspecto de Agente de Seguridad con lentes oscuros y un audífono, y detrás de él a cuatro mujeres en bikini. “More bang for your money”. En Estados Unidos esa palabra quiere decir eso: la relación sexual. Así que está diciendo, más sexo por su dinero.

  La señora María  Ángela Holguín, se indignó profundamente por esto. La canciller de Colombia  dice: “Me genera mucha tristeza porque se nos ha vuelto como si Cartagena fuera la culpable. Una ciudad que vive del turismo y para nosotros es tan importante en esa materia se nos ha vuelto la culpable… Culpable es el Servicio Secreto de los Estados Unidos y déjenme decirles de manera cruda, la prostitución existe en toda partes, dónde hay un hombre, hay prostitución”.

  Esa última frase indignó a muchos inclusive, en Colombia, porque decían cómo vamos a ser todos los hombres culpables de la prostitución. De manera tal que el problema pica y se extiende. No es bueno liarse evidentemente con prostitutas, trae sus consecuencias para todos.

  A raíz de esto, The Washington Post publicó un artículo en el que describe a Cartagena como una ciudad que nada en prostitutas. Todas las mujeres de Cartagena están por supuesto, indignadas.

  El embajador de Colombia en Washington,  pide más excusas, sin embargo,  los norteamericanos dicen:   “Ya nosotros nos disculpamos suficientemente y no vamos a seguir dando excusas”. El problema para los norteamericanos es que se  descuidó el trabajo de proteger a Barack Obama. Se imaginan ustedes la emergencia, un atentado, alto riesgo y hay que ir corriendo a la casa de citas a buscar a los elementos, en fin….

  No creo que esto vaya a afectar el turismo de Cartagena, eso sí, traerá otro tipo de turistas…pero dejarán dólares.

Compartir

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes