Ni una sola palabra de amor

[soundcloud id=’115291321′]

  ¿Qué hace de un video, un video viral? ¿Qué lo convierte en algo por el cual se van a volcar millones de internautas alrededor del mundo? A lo mejor Ni una sola palabra de amor, nos pueda permitir alguna clave.

  ¿De qué trata Ni una sola palabra de amor?

  Trata del reclamo de una mujer a un hombre. La manera como se consiguió el video es interesantísima. Se encuentran  un cassette de hace ya 15 años, donde están recogidas una serie de grabaciones telefónicas; mejor dicho, mensajes telefónicos, -uno dice grabaciones telefónicas y van a pensar que son pinchazos del Gobierno, no-. En una contestadora telefónica una mujer empieza a desesperarse y deja no sé cuantos mensajes a un hombre que sólo al final aparece. La mujer es argentina y unos argentinos decidieron dramatizar la situación. Buscan una actriz, que hace un doblaje impecable, para que ella doble y dramatice la situación de la pobre mujer desesperada que sencillamente le habla solo al aparato, porque el hombre, como decía, solo al final contesta.

  Bien concebida la dramatización, lindamente iluminado todo, vemos como la mujer va creciendo en el reclamo. Ahora, esta es una historia de la vida real. Ella se llama María Teresa y él Enrique. Enrique es al que ella le reclama con mucha insistencia. Esto se lo encontraron y es una grabación de verdad:

  Voz María Teresa: Hola Enrique, habla María Teresa. ¡Llámame por favor! Son las 8 y 20. Hasta luego.

  Ahora, resulta que María Teresa empieza darse cuenta que el video del que habla todo el mundo tiene su voz, es decir, es ella. Y le dice a Enrique: ¡Enrique somos nosotros!. Algo así habrán dicho.

Maria Teresa y Enrique

  Lo cierto es que contrario a lo que uno podría pensar, pues, Enrique y María Teresa tienen 30 años de relación de pareja. ¿Y qué ocurrió ese día? Pues ese día hubo un inconveniente, Enrique confiesa hoy en día: Habíamos tenido unas diferencias bastantes grandes y no amablemente mi mujer me había pedido que me fuera de casa, yo estaba en casa de un amigo y allí es a donde ella me llamaba constantemente. Enrique reconoce que lo que quería era “hacerse desear un poquito” y miren que lo logró.

  Voz María Teresa:  ¡Hola Enrique! Hola. Hola Enrique. Enrique, María Teresa habla, son las seis y media. Ya se ha pasado todo el día del sábado, ¿ves? Y vos decías que querías tiempo, que hacía falta tiempo y el tiempo no lo tenés conmigo para proyectar lo que hay que proyectar y solucionar lo que hay que solucionar.

  Dice María Teresa que ella “no consiguió su objetivo de aquel día que era lograr que él dejara de ser tan incomunicativo”. Y ahora 30 años después cuando le preguntan qué mensaje les manda ahora si en directo a las parejas dice: “No desfallecer siempre seguir adelante. No hay que abandonar cuando uno tiene la meta  de formar una pareja. No hay que dejarse vencer por las dificultades”.

  Si le sirven o no estos consejos de María Teresa vean la dramatización entonces que se hizo en este video que pronto se convirtió en viral.

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes