Cuando el futuro sólo dura unas horas

[soundcloud id=’140533017′]

  ¿Qué decir? En realidad queda muy poco que decir. Ayer en la mañana recibimos al joven Daniel Ceballos. Digo joven porque reveló que apenas ha cumplido 30 años y, evidentemente, tiene un extraordinario futuro por delante en el mundo de la política. Futuro que, sin embargo, ayer recibió un golpe muy fuerte: se estrelló en pocas horas.

  El Alcalde de San Cristóbal ayer vino al programa, conversó con nosotros un buen rato, expuso sus ideas, nos planteó a todos lo que está ocurriendo en el estado Táchira y muy en particular en la ciudad de San Cristóbal. ¡Y qué nos íbamos a imaginar que el Alcalde, que estaba de visita en Caracas, pues no regresaría a San Cristóbal! ¡Qué nos íbamos a imaginar que, unas cuantas horas después, Daniel Ceballos terminaría preso! Así, uno tiene que estar preparado para la sorpresa: cualquier cosa puede pasar, a cualquiera le van a llevar y a meter preso en cualquier momento por cualquier razón.

  Cuando el Sebin, la policía política, detiene Ceballos, él está en su hotel conversando con los abogados. Y al momento en que se lo llevan, según revelan quienes le acompañaban, no se presentó ninguna orden de captura. Claro, poco después, el Ministro Rodríguez Torres diría que sí, que se atendió una orden de un Tribunal del Estado Táchira. El detalle está en que la justicia en el país, desde el Tribunal Supremo de Justicia para abajo, no significa absolutamente nada, es una instancia que está al servicio del Poder Ejecutivo. Aunque habría que precisar que, en realidad, no es al servicio del Poder Ejecutivo porque parece que el que realmente está mandando en este momento es el presidente de la Asamblea Nacional. Él es el que dictamina, hace y deshace.

  Así pues, se inventaron una orden a la medida de las circunstancias y Ceballos, el valiente Alcalde de San Cristóbal, terminó preso. Pero no había terminado el día y, luego de una larguísima sesión, resultó que Enzo Scarano, Alcalde de San Diego, en Carabobo, terminó también preso en el Sebin. Además, va preso por 10 meses y 15 días y le quitan la Alcaldía. Una alcaldía para la que fue elegido por el pueblo. ¿Quién eligió a los magistrados? Aquello que llamaban el “poder originario”, el poder fundamental que es el poder del pueblo, el que elige, el que determina, no vale nada. No vale nada porque ya las cosas están absolutamente descaradas: hay un solo poder, allí convergen todos y hay una sola voluntad. Esa es la que decide: usted va preso; señor juez, redácteme allí una orden de captura contra este individuo que va preso por rebelión civil, agavillamiento… lo que usted considere. Y el hombre va preso.

  Así como se maneja la Asamblea Nacional, como si fuera una hacienda gomecista y su presidente el capataz, así se está manejando el país. Olvídense del Estado de Derecho, olvídense de las libertades democráticas. Olvídense no del siglo XXI, olvídense inclusive del siglo XX. Vamos lamentablemente para atrás. Para atrás… Para atrás.

  A los venezolanos nos queda por delante una tarea muy dura, difícil.

  ¡Que Dios nos acompañe!

Compartir

5 comentarios

  1. Como usted bien lo comenta……quien esta mandando es Diosdado el otro personaje solo es un montaje para sus seguidores, Dios nos libre y acompañemos a esos jovenes luchadores,

    Saludos
    Javier Silva

  2. El Alcalde de San Cristobal, Daniel Ceballos es un HOMBRE, un macho, un caballero, un líder, un joven de ideas claras, defensor de la libertad y la justicia. No te desanimes Cesar Miguel, hoy el futuro de nuestro país está abriéndose al presente en otros jóvenes que están tan claros como él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes