Días de valientes y de cretinos

[vc_separator] [mp3t play=”Play” track=”Días de valientes y de cretinos@CMR-Editorial-02-de-Mayo-2013.mp3″] [vc_separator]

  Todavía la indignación, la rabia, están intactas ante esos nefastos hechos del pasado martes en la Asamblea Nacional. Jamás se había visto en ese hemiciclo -desde el 24 de enero de 1848, cuando José Tadeo Monagas- tal grado de violencia en nuestro parlamento.

  Comencemos por las reacciones oficialistas posteriores. Anoche hubo una cadena, editada por algún amateur. Seguramente el ministro Villegas no fue bueno en esto de las cosas de la televisión y los montajes audiovisuales. En el video en cuestión, con una música tétrica, sombría, para insinuar suspenso, algo horrible, para evidenciar que todo fue preparado, nos muestra cómo María Corina Machado habla aquí, allá; cómo Julio Borges saca de su morral una tablet, en fin… Porque es bueno recordar que los diputados opositores estuvieron largas horas esperando a que llegasen los diputados oficialistas. No tenían sus micrófonos puestos en sus curules. Todo evidenciaba que no les iban a dejar hablar, una vez más. Por ello habían preparado la pancarta. Algunos llevaron sus cornetas, matracas, pitos y, en una actitud quizá infantil, hasta el diputado Marquina se puso un casco de motorizado; claro, diría que después del microfononazo que le lanzaron a Dávila tenía que protegerse. Eso sí, en el video que muestra el Gobierno, en ningún momento se muestra la agresión.

  Ayer, por ejemplo, veíamos en las fotos de la AVN, como muestra de la agresión, a Gómez Cigala armándose para lanzar un puño. Pero no se acota que Gómez Cigala está en su curul, es decir, él se está defendiendo de alguien que vino desde otro lado a agredirle a él.

  Sin embargo, todos estos son detalles menores frente a la gravedad de lo que supone la violencia que allí estalló. Que ahora venga Pedro Carreño a decir cualquier cosa, pues, en fin, después de aquella cretinada de Directv y Montesinos, su credibilidad es prácticamente nula. O Elvis Amoroso diciendo que lo de Borges fue un maquillaje. Por cierto, el suplente de Amoroso fue el que golpeó a Borges, ¿qué hacía el suplente en el hemiciclo si allí estaba su principal? O la señora Iris Varela diciendo que, sencillamente, ellos saben tirar más coñazos. Ayer dijo: “Los diputados de la derecha fueron por lana y salieron trasquilados no somos mancos, le dieron sus cocotazos, bien merecidos tienen esos coñazos que les dieron”. En fin...

  Esa es la gente que está tratando de gobernar el país.

  A todas estas, lo más grave: Diosdado Cabello diciendo que todo esto fue una provocación de Borges y García. Como si él no le hubiese negado el derecho de palabra a los parlamentarios, con lo cual desconoce la Constitución, con la cual desconoce los principios más elementales de la democracia. A dónde nos va a llevar este hecho de violencia, es lo más importante. Más allá del anecdotario del casco, de la fractura en el pómulo de Borges o de la cuádruple fractura de María Corina Machado en la nariz. ¿A dónde nos va a llevar esto?

  El editorial de www.analitica.com decía:

   Lo que ocurrió el martes 30 de abril de 2013 en la Asamblea Nacional será recordado en la historia como la fecha en la que la descomposición de  la democracia en Venezuela llegó a su ápice (…) Que el diputado presidente de la Asamblea Nacional se sonriera mientras golpeaban vilmente a María Corina Machado y a Américo de Gracia lo ubica en un nivel que solo tiene parangón con  Hermann Goering, el militar que presidia el Reichstag  durante la asonada nazi (…) Querer acallar con violencia la voz del pueblo es el origen de todas las dictaduras, silenciar a la oposición fue la estrategia fundamental del fascismo en Italia y Alemania y del comunismo en la URSS y en Cuba. Y porque no decirlo del militarismo en nuestro país.

  Todo esto apunta a Diosdado Cabello, evidentemente. El Simón Bocanegra de hoy, en Tal Cual, bajo el título “Diosdado Desbocado”, nos dice: Ya es vox populi, Diosdado sueña con el poder presidencial y comenzó a desarrollar una estrategia dirigida a producir la salida a medianísimo plazo de Nicolás Maduro del Gobierno. Cual tigre en asecho y maquiavélicamente ha convertido a la Asamblea Nacional en espejo ante el mundo, de una dictadura en progreso en Venezuela. Frío, calculador, desata una cruzada represiva que quebranta las libertades y al mismo tiempo expone a Maduro como el nuevo tirano latinoamericano del siglo XXI.

En el largo mientras tanto, Capriles llama a la cordura, a no pisar el peine de la violencia.

Son días difíciles los que nos tocan, días de valientes y días de cretinos. Por lo pronto, ya amenazó el señor Maduro con más cadenas. Paciencia, busque la trinchera del twitter.

 

Compartir

2 comentarios

  1. Excelente y acertado editorial como tantos otros. Mis respetos.
    Una sugerencia para que revisen el link para escucharlo al menos desde el dispositivo tablet que uso no se activa, no me había pasado anteriormente , pero como la página estaba en remodelación quizás hay que ajustar ese detalle
    Saludos.

  2. Buenos dias Cesar, como es costumbre mas que acertado tu editorial. El artifice de esta maquiavelica dictadura en desarrollo no es otro que el sr. Cabello. Por eso me gsutaria y me honraria si leyeses y me dieras tu opinion sobre carta abierta a Diosdado Cabello publicado en reingeniandoavenezuela.blogspot.com Tengo en cuenta las multiples tareas y lo ajetreado de tu agenda, pero seria un inmenso honor saber que leiste esas lineas, sobre todo por la admiracion que hacia ti como profesional de la comunicacion profeso.
    Gracias de antemano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes