La isla que vamos siendo

[sonido]https://soundcloud.com/6j86-producciones/la-isla-que-vamos-siendo-1[/sonido]

  Burlándose de todos los venezolanos, el señor Rafael Ramírez dijo que no se iban las líneas aéreas de Venezuela, sencillamente estaban desviando los vuelos al Brasil por el Mundial de Fútbol. Tan descabellada opinión fue luego, para sorpresa de todos, refrendada por Nicolás Maduro. Con lo cual, la burla, la bofetada a los venezolanos subió de categoría. Sin embargo, el señor Maduro luego entró en una abierta contradicción porque dijo: “línea aérea que se va no regresa”. ¿Se van o no se van? Ese era el dilema en ese momento. Era una manera realmente absurda de querer tapar el sol con un dedo, cuando ya se sabía, abiertamente, que la inmensa deuda del gobierno con las aerolíneas iba llevar a una virtual salida de éstas.

  Luego, en la reunión de la IATA en Doha, el CEO de IATA (Asociación de Líneas Aéreas Internacionales) Tony Tayler, dijo que el gobierno de Venezuela debía asumir los compromisos y respetar las reglas establecidas. Es decir, debía pagar la inmensa deuda que asciende casi a 4 mil millones de dólares. Y remató con una sentencia: “Venezuela corre el riesgo de quedar incomunicada”. En ese entonces dijimos: el gobierno está logrando su cometido, que nos parezcamos cada días más a Cuba, porque nos está convirtiendo en una isla, nos está aislando.

  Ese riesgo, esa amenaza, pues ha llegado ya a concretarse. Diario 2001: “Menos vuelos para Estados Unidos”. El Universal: “15 aerolíneas extranjeras han recortado operaciones. Según las estadísticas que maneja la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV) al 17 de junio de los corrientes.Alrededor de 60% de las aerolíneas internacionales que operan en el país han disminuido frecuencias y asientos entre 2013 y 2014 y solo una ha elevado esos indicadores. La deuda que mantiene el gobierno con el sector es la principal causa de esta reducción”. Notitarde, en Valencia -cable de la agencia EFE desde Nueva York-: “American Airlines reducirá el 80% de sus vuelos a EE.UU desde el 2 de julio”. De todas las líneas aéreas internacionales en el país, evidentemente American Airlines era la de mayor peso, la de mayor envergadura e importancia. Además, tenía una frecuencia alta de vuelos a Miami, que es un destino muy usado por los viajeros venezolanos y norteamericanos. Pues bien, si American Airlines reduce el 80% de sus vuelos, quiere decir que de 48 vuelos semanales ahora son sólo tendrá 10. Quedan suspendidas las rutas a Nueva York, Dallas y San Juan de Puerto Rico.

  En el gobierno quizá alguno podrá pensar: “eso afecta a la clase media y la clase media total no me quiere y la tengo en contra”. Pero el problema es muchísimo más grave que un desprecio más a la clase media. Significa mucho puertas adentro que American Airlines prácticamente cierre su operación en el país, porque una reducción del 80% es prácticamente un cierre.

  Y a nivel internacional ¿cómo queda el país? ¿Cómo queda este señor Ramírez que dice que va a vender bonos aquí y bonos allá? ¿Cómo quedan esos bonos cuando el mundo sepa que American Airlines se va porque no les pagan los casi 800 millones de dólares que les deben?

   En definitiva, sería bueno que alguien en el gobierno nos dijera y asumiera la verdad. Ya la tenemos, ya lo sospechábamos, ya lo sabemos: no se fueron porque desviaron vuelos a Brasil. No, se fueron porque no les pagan. Es el drama de todo lo que nos está pasando. No hay medicinas porque no pagan. No hay nada porque no pagan. La deuda del gobierno es inmensa con todos los sectores.

  Y uno se pregunta: si nunca un gobierno manejó tanto dinero como éste, ¿qué se hicieron esos reales?

Compartir

3 comentarios

  1. Y uno se pregunta donde están los políticos de la opocisión? Donde están? Los estudiantes tuvieon q salir a hacer el trabajo de ellos y aún asi no los acompañaron…son mas mediocres q los del gobierno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes