La muerte poco a poco

[vc_separator] [mp3t play=”Play” track=”La muerte poco a poco@CMR-Editorial-28-de-Agosto-2013.mp3″] [vc_separator]

  Recordaran ustedes, días atrás el diario Vea soltó una muy gruesa. Dijo que El Nacional y El Universal estaban empeñados en destruir el sistema de salud venezolano. En otras palabras, El Nacional y El Universal, con esta campaña a propósito del caos en la salud pública, estaban mintiendo. La salud pública está en perfecto estado y, sencillamente, estos diarios de la ultra derecha ultra fascista se empeñan en decir mentiras. Estos dos diarios no se han amilanado y han continuado adelante con la campaña y el Gobierno, pues, ha terminado acusando la realidad.

  No, señores del diario Vea, no era mentira, sí está por el piso la salud pública, destruida, y el Gobierno lo ha reconocido. El gran titular de Últimas Noticias, cada vez más oficialista, hoy: “Inyectarán real a los hospitales”. Con  Bs. 300 millones auxiliarán a los primeros 11 centros. El Estado Mayor de la Salud atenderá crisis puntuales y operarán a pacientes que tienen rato esperando por cirugías.

  Cuando uno lee 300 millones de bolívares, después de oír de casos de corrupción de miles de millones de dólares, uno entiende que tampoco, ni siquiera en emergencia, se están tomando en serio el asunto de la salud. El Universal nos reseña: El vicepresidente Jorge Arreaza integrará la comisión junto con otros cuatros ministros y un equipo médico, dijo que habrá 11 “micro- misiones” para igual cantidad de hospitales en todo el país.

  En rigor, estará el Seguro Social, ministerio de Salud, micro-misiones aquí y allá, ministerio de Ciencia y Tecnología, más y más burocracia. Y cuando hay burocracia e improvisación, uno entiende que todo esto puede terminar en corrupción. Y es bueno subrayar la palabra “improvisación”, porque ya bastante se ha indicado que el presupuesto de salud venía deficitario. Es decir, todo esto es la crónica de una muerte anunciada. Y la palabra muerte, en este caso, no sólo es para parafrasear el título de la famosa novela de García Márquez, sino porque de muerte se trata. El Nacional en su gran titular de hoy nos dice: “El Hospital de Margarita está sin quimio ni radioterapia”. No se hacen estudios radiológicos, tomografías, ni resonancias magnéticas. El presidente del Colegio de Médicos de Nueva Esparta, José Antonio Narváez, afirmó que “los pacientes que requieren esos servicios y no tienen con qué pagarlos, porque son muy costosos, se están muriendo poco a poco”.

  Es un problema de muertes. Y uno se pregunta, ¿estas muertes que han podido evitarse abiertamente, garantizando un buen sistema de salud, tomándose las cosas en serio, estas muertes, repito, van a pasar así, con la mayor impunidad? ¿Nadie se va a hacer responsable por estas muertes?

  Y el caso no sólo está en los que se están yendo, los que están llegando también están en la peor penuria: “Médicos atienden a recién nacidos en cajas de cartón en el estado Aragua. Reclaman que en hospital de Aragua meten a los neonatos en cajas de cartón”. El Colegio de Médicos del estado denunció que en ese centro de  salud no hay incubadoras para los niños recién nacidos.

  Debería darle mucha vergüenza a los gobernantes de este país, que tiene tanto dinero y tanto petróleo, que los que nacen, los que empiezan a vivir, en esta otrora tierra de gracia, tengan que ser recibidos en cajas de cartón. Lo cruel, es que mientras estamos hablando de cajas de cartón, el señor Maduro está contento, en La Guaira, viendo unos grandes buques de guerra que envían los rusos para reafirmar el convenio militar con Rusia.

  ¿Puede usted explicar, señor Maduro, qué le importa al neonato o al pobre paciente de cáncer que se está muriendo, que usted esté reforzando la cooperación militar con Rusia? ¿Para qué nos sirven esos buques? ¿Acaso esos buques van a salvar a los neonatos en las cajas de cartón? ¿Acaso esos buques y el dineral, los miles de millones de dólares que se van en ellos, van a salvar la vida de los que están muriendo “poco a poco” por su negligencia y la de su gente en el tema de la salud pública?

Compartir

Un comentario

  1. Si Ali Primera canto lo triste que se oye la lluvia en las casas de cartón, como le cantaría a las cunas de cartón de los neonatos que nacen en los hospitales públicos de este país que tiene tanto dinero y tanto petróleo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes