Violencia en Aragua

[sonido]https://soundcloud.com/6j86-producciones/violencia-en-aragua[/sonido]

  El gobierno insiste en imponer una matriz de opinión para desviar la atención de los problemas más importantes del país. Esta matriz la lleva adelante el propio Nicolás Maduro, convertido ahora en una suerte de detective. Él mismo es el que declara a propósito de lo que ocurre con las pesquisas en el caso del crimen del diputado Serra, como si fuera, más que presidente, un vocero policial.

  El supuesto autor intelectual ha sido capturado, y buena parte de los diarios oficialistas -o que se inclinan hacia esta tendencia- le dedican a esta noticia sus grandes titulares. El Clarín en la Victoria, Últimas Noticias en Caracas, Panorama en Maracaibo, y, obviamente, Vea y El Correo del Orínoco.

  Llama la atención que también se hacen eco dos diarios del Estado Aragua: El Aragüeño, en Maracay y El Clarín, en la Victoria. Pero para nada tocan lo que ocurrió en el Municipio Mario Briceño Iragorry del mismo Estado. En El Clarín citan al gobernador Tareck El Aissami: “Captura de Julio Vélez es un duro golpe al paramilitarismo”. El gobernador El Aissami, pues, sólo ve la violencia allá, a la distancia, pero no ve la violencia en su propio territorio.

  El Nacional nos describe lo que ocurrió en el Limón: “Grupos afectos al gobierno encabezados por obreros del Aseo urbanos y acompañados de Concejales del Psuv, arremetieron contra la Alcaldía de Mario Briceño Iragorry, en el Estado Aragua. En el ataque resultaron heridos los periodistas Pedro Hansen, Elena Santini y el camarógrafo Alejandro Ledo. El primero recibió múltiples golpes y a los otros dos los lanzaron de una azotea. Ledo tiene fractura craneal. El Alcalde Delson Guárate, de Voluntad Popular, denunció en la fiscalía a los ediles oficialistas y responsabilizó directamente a Tareck El Aissami.”

  El Correo del Caroní, en Ciudad Guayana: “El gobierno justifica destrozos y agresión contra periodistas de una Alcaldía de oposición. El gobernador de Aragua, Tareck El Aissami, consideró justa la protesta que terminó con varios heridos.” Es decir, El Aissami justifica la violencia. El diario ilustra la noticia con la foto del camarógrafo Alejandro Ledo, hospitalizado: “Legitima o no, la protesta de una Unidad de Batalla Hugo Chàvez en la Alcaldía de Mario Briceño Iragorry, en el estado Aragua, terminó en secuestro y golpiza a varios trabajadores de ese ente, y con un camarógrafo que fue lanzado desde un segundo piso. El gobernador Tareck El Aissami tildó al alcalde de ese municipio, Delson Guárate, de guarimbero e ineficaz.”

  ¿Qué entiende Tareck El Aissami por gobernar? ¿Desatar la violencia? ¿Por qué Delson Guárate es guarimbero y él no?

  En todo caso, es bueno recordar que El Aisami dijo que el país se está preparando para una guerra, a propósito de las maniobras militares que la Fuerza Armada realiza en todo el país: “Desde el gobierno están preparando al pueblo para la lucha armada que es la nueva doctrina bolivariana, la guerra del todo el pueblo.”

  Y en el marco de esas declaraciones, afirmó que el Estado Aragua lindaba con el Estado Miranda, y llegó al extremo de afirmar que, en caso de lucha armada, Henrique Capriles, el Gobernador, sería considerado un objetivo militar por su posición y los intereses contrarevolucionarios que él defiende.

  Cuando en el programa de radio le preguntamos a Capriles su opinión al respecto, respondió: “Si yo dijera algo al igual a lo que dijo El Aissami estaría preso”.

Tareck El Aissami no está preso.

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes