¿Qué pasó ayer?

[soundcloud id=’134593680′]

  ¿Qué pasó ayer 12 de febrero? El día amaneció hermoso, esos días de estas fechas del año que son luminosos, frescos, de cielos muy despejados. Había una convocatoria para las 10 de la mañana en la Plaza Venezuela. Y la costumbre nos dice que, citan a las 10 y a las 12 si acaso empieza a formarse una multitud para arrancar la marcha. Pues no, antes de las10 de la mañana ya la Plaza Venezuela estaba completamente colmada de gente, colmada de estudiantes en una legítima marcha estudiantil. Estudiantes universitarios, muchos estudiantes de educación media, había mucho entusiasmo, mucha alegría, mucho optimismo. Luego la marcha arranca siempre con ese carácter pacífico hasta la Fiscalía General de la República. Esa era la meta, poder hablar con la señora Luisa Ortega Díaz, tocarle la puerta y entregarle un documento. Porque, recordemos, el objetivo de la marcha era pedir la libertad de los estudiantes que están detenidos por los sucesos de los últimos días en diversas ciudades del país.

  Esperaron 2 horas a que la señora Ortega Díaz saliera, y la señora no salió. El régimen no suele conversar con manifestantes, con el pueblo. El señor Fleming, el día anterior, al frente del Centro de Comercio Exterior, antiguo Cadivi, no salió a recibir a nadie. La señora Ortega Díaz, quien ayer sorpresivamente dijo que ella no era parte del régimen, tampoco salió a recibir a nadie. Hasta ese momento la marcha era un éxito: aunque no pudo entregar su documento, cumplió su objetivo. Se vió todo el poder, la alta convocatoria que tiene la juventud venezolana…

  Y vino la violencia.

  Aparentemente, dice Maduro, dice el Gobierno: “La marcha fue infiltrada” ¿Pero infiltrada por quién? Leo en Vea: Jorge Rodríguez acusa a Leopoldo López de ser el responsable de la violencia y a María Corina Machado también.

  Lo cierto es que la violencia surge cuando unos colectivos entran en acción. Y una de las víctimas del día de ayer es un integrante de un colectivo. Curioso, es un oficial de Policaracas y a la vez es integrante de un colectivo; muere de dos balazos. Y cuando él es asesinado, también cae asesinado un joven estudiante en el centro de la ciudad.

  ¿Quién trajo esta violencia? ¿A quién le convenía esta violencia? Si ya la marcha había concluido y había sido un éxito, ¿quién suelta esta violencia después? Todas las sospechas apuntan hacia los colectivos, que por lo visto, actúan por su cuenta. Tan por su cuenta Diosdado Cabello, recordando las celebres palabras del General López Contreras, le pide a sus colectivos: “Calma y Cordura”.

  Señor Cabello, ¿por qué sólo les pide, casi una súplica, calma y cordura? ¿Por qué no procede con todo el peso de la ley? ¿Por qué no va y los desarma? ¿Por qué no averiguan para saber, por ejemplo, de dónde salieron las balas que mataron al Policaracas y a los otros dos estudiantes? ¿Por qué a los colectivos siempre se les trata con tanta suavidad, apenas un regañito, un leve llamado de atención? ¿Por qué estos colectivos tienen tanto poder con este régimen?

  En el mientras tanto, el Presidente de la República aparece con todos los símbolos del poder. Para un gobierno tan irreverente en la vestimenta, llama la atención que ayer el Presidente se pusiese su flux, saliera con la Orden del Libertador al cuello y su banda presidencial por el pecho, como para que nadie tuviese duda de que ese señor es el Presidente, el que verdaderamente manda en el país; para algo son los símbolos.

  ¿Y qué dice el señor Maduro? Gran titular en Últimas Noticias: “Enfrentamos un golpe de Estado. El presidente Maduro también lamentó las muertes por la violencia tras las protestas y llamó a la solidaridad de Latinoamérica y el Caribe”. El Presidente confiesa con esto que le están moviendo el piso y que está ante un golpe de estado real. En Panorama, en Maracaibo: “No habrá golpe de estado en Venezuela, tengan la seguridad absoluta”. Y acotya que “lo está enfrentando”. Versión Final, también en Maracaibo: ”Estamos enfrentando un plan de golpe de estado”. En nuestra página de Unión Radio: “Maduro alerta sobre un golpe de estado en marcha”

  ¿El golpe de estado lo dan los estudiantes, señor Presidente? ¿El golpe de estado puede surgir de una marcha tan hermosa y cívica como la de ayer? ¿Por qué no confiesa realmente sus temores? ¿Por qué no procede en consecuencia?

  A todas estas, lo más lamentable quizá, el blackout informativo. Lo digo como comunicador, como hombre que le ha dedicado su vida a este oficio. Es una vergüenza que los venezolanos nos hayamos quedado al margen sin suficiente información, sin la información veraz y oportuna a la que tenemos derecho.

 Hoy el Tal Cual, en su reseña, tiene un cintillo que da rabia y da vergüenza: “Lea lo que la censura gubernamental y el miedo de algunos dueños de medios no dejaron ver ayer en televisión”. Hasta NTN24, que dirige nuestra muy querida Idania Chirinos, terminó sorpresivamente fuera de la parrillera de las cable operadoras.

  Evidentemente el gobierno no quiere que usted se entere. A ello apunta este tipo de medidas, más la amenaza reciente de Conatel para no cubrir en vivo las marchas y las manifestaciones. A ello apunta lo de NTN24. Y llegará un momento en que usted no sabrá. Pasará a ser un ciudadano del siglo XIX, que tendrá que enterarse por rumores. ¿Mas es posible tapar la verdad en estos días del siglo XXI? ¿Con tanto tuit, tanta red social y tanto muchacho valiente en la calle?

Compartir

8 comentarios

  1. Que se puede hacer????, cuando en el barrio el comentario es: el muerto de parte de los colectivos seguro, lo mato otro colectivo en pelea del poder o era una culebra hay pendiente que tenia el policía y aprovecharon para matarlo……………..Los estudiantes no tenían nada que hacer en el centro, eso es zona Chavista, ellos se lo buscaron, esos son ganas de buscar problemas………………………………………… Mientras eso que, se hace llamar gobierno, monta estrategias y tácticas fría mente calculadas, prepara discursos con tal certeza, de quien sabe que va a pasar, grandes y creativos distractores, poniendo todos los recursos a su disposición en función de salir lo mejor parados del asunto. La gloriosa y Heroica oposición va a una marcha, sin estrategia, sin un plan B, C, o D, que oriente acciones según los escenarios que se puedan presentar y queda de nuevo desvalida y en manos de el como valla viniendo, vamos viendo. Estoy de acuerdo con la protesta siempre y cuando se haga de manera estratégica, resguardando la vida y eso tiene que partir de nosotros no de ellos, a quienes evidentemente no les interesa, usar nuestra creatividad y comenzar hacer las cosas diferente, señores los muertos no tumban gobiernos, son los vivos.
    Estoy segura que cuando José Feliz Rivas fue a la batalla a parte de tener muy claro quien era su enemigo, claro el terreno donde estaba peleando, supo dirigir sus fuerzas de la mejor manera para obtener la VICTORIA.

  2. Sr. Rondon mejor reflexión imposible, y lamentable que los medios de televisión tan poderosos hayan callado, se hacen cómplices de este gobierno nadie les pide que inventen sólo que informen y muestren lo que de verdad esta pasando.Excelente su editorial.

  3. Estimado amigo: yo estuve en la marcha por las avenidas de San Cristóbal y a pesar del orden, la armonía,el entusiasmo y la pasión de los muchachos y de los docentes que les apoyamos y acompañamos, tuvimos que frenar a los loquitos que pretendían desviar la ruta y a ultima hora cambiar los planes. Lamentablemente al finalizar la marcha y citarnos para la vigilia en la avenida Carabobo a las 7 de la noche, los desadaptados hicieron de las suyas pues ya no los acompañaban quienes podían frenarlos. Lo triste es que dañan la bella estrategia de nuestros muchachos, quienes TODAS LAS NOCHES son acompañados por mucha gente en su carpa de la avenida y comparten con los vecinos oraciones, opiniones y hasta ¡han rezado varios rosarios!!! Me consta lo que afirmo. Estuve allí y a muchos de ellos o les doy clase o les he dado. Atentamente, Inés Cecilia Ferrero Kellerhoff. C.I.#V-3429136

  4. Excelente César, comparto tu opinión sobre el blackout informativo que hubo ayer. Da pena ajena la televisión venezolana y las páginas web informativas también. Que miedo, Eh!!!. Me da tanta tristeza a donde hemos llegado. Ramón Losinski estaba estaba avergonzado de lo que pasaba, lo escuchaba como todas las tardes. La radio salvo en algo mi opinión de los medios, en el día de ayer.

  5. Ayer pasó lo que todos los días pasa en casa de cada uno de los venezolanos, la inevitable queja sistemática por otra de las múltiples anomalías que nos aquejan y cuya causa no es otra que la continuación de las erradas formas de hacer las cosas. Solo que esa legítima queja se llevó a cabo en forma masiva y pública, y esto de evidenciar la realidad en esa forma es intolerable para los gobernantes venezolanos en general, asi ha sido siempre, aunque sin duda ahora la situación ha alcanzado niveles terribles. Ayer ocurrió la reiterada verificación de que el tema es que no se va a reconocer la realidad, como de forma repetitiva no se ha hecho en Venezuela en muchos años, y de nuevo se castiga a quien osa evidenciarlo. Eso volvió a pasar ayer.

  6. Caramba amigo, es vital la información “veraz y oportuna”, hasta cuando el control mediático por parte del régimen, felicitaciones por su editorial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes