Trampas y triquiñuelas

[sonido]https://soundcloud.com/6j86-producciones/trampas-y-triquinuelas[/sonido]

  El Nuevo País, con no poca ironía, destaca con el título “En familia”, la reunión en la oficina de Tibisay Lucena. Una sala cómoda, confortable, la señora Lucena, vestida caseramente,  comparte con los dirigentes de la campaña del Psuv Francisco Ameliach y Jorge Rodríguez. Fueron a exigir la firma de un documento donde se respete el resultado electoral por parte de la oposición. Pero la oposición, lo ha dicho Chúo Torrealba, no considera necesaria la firma de este documento y lo dejarán pasar.

  Esta campaña electoral es bastante particular. En el lado oficialista ha estado marcada por abiertas confesiones, desde el Presidente de la República hasta el más pequeño de los dirigentes del Psuv, reconociendo que será una elección cuesta arriba, la más difícil de todas las elecciones en los años de vida de la revolución. Y quizás por esa misma certeza instalada en el ánimo chavista, en esta campaña electoral se observan hechos francamente inaceptables.

  Ya hemos comentado el caso de William Ojeda, candidato a diputado aunque su campaña parecer más bien la de un candidato a Alcalde. Ha llenado de vallas costosísimas el este de la ciudad Capital, ofreciendo de todo y hasta pidiendo OLPS. Y en el diario La Región, en Los Teques, publica un anuncio que levanta sospechas: “Somos la oposición. Min Unidad. Para una Venezuela distinta” Las siglas MIN mínimas, muy pequeñitas, lo único que se destaca es la palabra UNIDAD. Esto es una triquiñuela, evidentemente, esto es para engañar al lector. Usted dice “somos la oposición”, y usted de inmediato piensa que se trata de alguien que está contra el gobierno. Pero Ojeda, según se deduce de su anuncio, asume que él es la oposición contra el alcalde opositor Carlos Ocariz (de nuevo parece un candidato a Alcalde y no a Diputado). Y así, pues, procede el burdo engaño.

  El otro caso que alarma e indigna es el llamado caso Ismael García. Hay un trabajo muy interesante del periodista Eugenio Martínez en el portal Prodavinci.com. ¿Qué ocurre? El mismo partido MIN Unidad tiene su tarjeta al lado de la tarjeta de la MUD Unidad. La trampa cazabobos perfecta y descaradamente montada. El Min es el viejo partido que fundó Renny Ottolina, y que luego se fue decantando y empequeñeciéndose hasta ser, hoy por hoy, una especie de pequeña franquicia dentro del barajo de tarjetas que reconoce el CNE. De ella se han apoderado algunos, es el caso de Willian Ojeda. Y en el Estado Aragua, en el mismo circuito donde se está postulando Ismael García con la tarjeta de la MUD y la Unidad, al lado aparece Min Unidad con Ismael García. ¿Cómo es posible que haya dos Ismael García en el mismo circuito? Qué casualidad tan curiosa.

  ¿Cómo es posible que dos candidatos tengan el mismo nombre? Es la pregunta que se hace el periodista Martínez.

  “En las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre –escribe Martínez- los electores habilitados para sufragar en el estado Aragua deberán escoger 9 diputados, de los cuales 7 son nominales (es decir: se escogen por nombre y apellido) y los otros 2 se escogen por voto lista.

 

  “Para la elección de esos 7 diputados nominales la entidad se dividió en cuatro circunscripciones. Y en la Circunscripción 1 de Aragua (integrada por los municipios Girardot, Mario Briceño Iragorry y Ocumare de la Costa) se escogen 2 de esos 7 diputados nominales de la entidad.

 

  “Según el Acta de Postulaciones, emitida por la Junta Regional Electoral del CNE en el estado Aragua e impresa el pasado 25 de agosto, la MUD postuló como candidatos nominales a la Circunscripción 1 de Aragua a José Trujillo e Ismael García. Estas postulaciones fueron admitidas el 7 de agosto.”

Pero luego el Min Unidad presenta a candidatos en la misma circunscripción – postulaciones admitidas el 15 de agosto- a Trujillo Vera José Benilde, Adriana Pichardo e Ismael Concepción García. ¿Cómo queda? Hay dos Ismael García en la misma

  Circunscripción 1. El Ismael García postulado por este partido del gobierno, Min Unidad, no tiene ni foto que se le conozca.

  Así vistas las cosas, entonces debería firmarse también un acuerdo sobre una campaña sin trampas y sin triquiñuelas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes