La Cuarta Etapa Luminosa – Carolina Espada

Publicado en: El Nacional

Por: Carolina Espada

Sostenemos como evidentes estas verdades: que los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos Derechos inalienables; que entre estos están la Vida, la Libertad y la búsqueda de la Felicidad.

Preámbulo de la Declaración de Independencia

Si algo llama la atención a todo aquel que lee por primera vez la Declaración de Independencia de Estados Unidos, del 4 de julio de 1776, es la palabra Felicidad; una Felicidad cuya mayúscula no es gratuita. Desde hace tiempo resuenan en sus oídos los vocablos Libertad, Igualdad, Fraternidad y también otros: Unidad, Justicia, Paz, Orden, Seguridad, Disfrute de la Propiedad y Buen Gobierno. La Felicidad resulta desconcertante por su sencillez, muy compleja sencillez.

Así comienza el XI Diplomado de Historia de la Venezuela Contemporánea de la Fundación Rómulo Betancourt y la Universidad Pedagógica Experimental Libertador. Para el  Dr. Germán Carrera Damas, durante dos siglos hemos luchado de forma tenaz contra los regímenes despóticos y, por ello, nos dice de forma tajante: “Enfrentar el despotismo es la forma más inhumana de luchar por la libertad, que es el más humano de los valores después de la vida; porque sin libertad la vida derrama su savia”. No obstante, el profesor nunca habla de Felicidad sino de Democracia.

El historiador, basándose en lo que él denomina Dialéctica de continuidad y ruptura,nos indica que a comienzos del siglo XIX se gestaron dos constantes de la evolución política e ideológica de la sociedad venezolana. A una de esas constantes él la llama La larga marcha de la sociedad venezolana hacia la Democracia y la otra es el militarismo tradicional, la constante antidemocrática que Carrera Damas denomina: Eclipse de la larga marcha de la sociedad venezolana hacia la Democracia.“Con la primera denominación quiero subrayar la persistencia, y por ende la permanencia; con la segunda la recurrencia, y por ende la transitoriedad”.

Me atrevo a renombrar la primera tendencia y llamarla “Etapa Luminosa”, para contraponerla a la oscuridad del “Eclipse”. La luz remite a la lucha por el bien de todos, la vida, la igualdad, la justicia, la libertad y la Felicidad.

La Primera Etapa Luminosa empieza el 18 de agosto de 1863 con el “Decreto de Garantías” de Juan Crisóstomo Falcón; termina apenas siete meses más tarde al ser promulgada la Constitución Federal de los Estados Unidos de Venezuela en 1864. En ese momento comienza el Primer Eclipse que dura hasta el 18 de octubre de 1945, cuando un golpe tanto militar como civil reemplaza el Proyecto Nacional Liberal Autocrático por el Proyecto Nacional Liberal Democrático y se promulga, el 5 de julio de 1947, una nueva constitución “Dada, firmada y sellada en el Palacio Legislativo Federal”por la Asamblea Nacional Constituyente presidida por Andrés Eloy Blanco. Estamos en la Segunda Etapa Luminosa. Son tres años del llamado “El Trienio Adeco”, al que prefiero referirme como “El Trienio Democrático”. Esta Etapa Luminosa termina abruptamente el 24 de noviembre de 1948. El Segundo Eclipse comenzó con un golpe militar y terminó con un golpe militar fallido en enero de 1958. “Fallido”, porque ese golpe no logró su objetivo: se concibió para perpetuar la dictadura militar sustituyendo a Pérez Jiménez por una junta militar, pero un tremendo e inesperado estallido popular democrático lo impidió. Entramos así en la Tercera Etapa Luminosa: 23 de enero de 1958, cuatro décadas para cimentar la Democracia, hasta que en diciembre de 1998 llega el Tercer Eclipse con la “democracia revolucionaria”,que para Carrera Damas es la regresión autocrática del Proyecto Nacional democrático.

El Maestro no deja de insistir: los venezolanos han librado una batalla ardua y desigual por lograr vivir en democracia y esto debe ser un motivo de orgullo para todos. A sus 92 años, siempre infatigable y enérgico, nos hace entender que nos asiste la historia, por lo que este Eclipse será tan transitorio como todos los Eclipses anteriores. Y, de esta forma, la sociedad venezolana continuará en la búsqueda aguerrida de una nueva Etapa Luminosa.

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes