Soledad Morillo Belloso

Volver – Soledad Morillo Belloso

Por: Soledad Morillo Belloso

Hace meses que mis letras están ausentes de los periódicos, las páginas web y las redes. Mi marido enfermó gravemente y no he tenido ni tiempo ni cabeza para ocuparme de otra cosa que no sea atender la emergencia. Llevo meses sin leer y casi sin enterarme de lo que pasa en Venezuela y el mundo. Meses en una burbuja, por cierto, pero nada linda ni agradable.

Hoy puedo, tal vez, intentar conjugar el verbo volver. Aunque no pueda volcar en negro sobre blanco ningún análisis situacional que valga la pena leer.

Me asomo, con timidez tan rara en mí, a la realidad. Encuentro que los mismos problemas de hace meses siguen igual y algunos mucho peor. Los pleitos que más parecen de borrachos disputándose una botella vacía bajo las farolas de una calle a la salida de algún bar de mala muerte, los “líderes” ensartados en  peleas de perro, los gruñidos desde las alturas del poder, los discursos grandilocuentes que no mojan ni empapan a los ciudadanos del común. Es la misma guerra, sin novedad en el frente.

Estoy de vuelta. No sé muy bien por qué o para qué.  Los que tienen que decidir no escuchan. Su inteligencia está sorda. Ni porque ya todos pintan canas y muestran arrugas en sus rostros parecen haber aprendido. Finaliza agosto. En un pestañear llegaremos a diciembre y al final de otro año de desperdicios. Y sigue habiendo decisiones pendientes. 365 días tiene el año. Y el tiempo es un recurso natural no renovable.

Veo que le entregaron el cangrejo de reparar el sistema eléctrico a los alemanes. Pobres rusos y chinos. Los dejaron como la guayabera. Tan convencidos que estaban ellos de la fidelidad de Miraflores y les salen con esta patada de banco. Vi también que están repartiendo la cochina de las empresas guayanesas. País en oferta. Venga, compre y agarre lomito a precios de gallina flaca.

Han fallecido las ideologías, dijo Fuyuyama. “¿Con que se come esto?, dijo el hombre de cuyo nombre prefiero no acordarme.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes