Jezabel – Irène Némirovsky

[vc_separator] [mp3t play=”Play” track=”jezabel-irene-nemirovsky@CMR-Libro-Jezabel.mp3″] [vc_separator]

estudioenescarlata.com

  Pertenezco a esa inmensa multitud que descubrió, no hace muchos años,  a la gran escritora ruso francesa, Irène Némirovsky,  a raíz de la publicación de la  Suite francesa, que se convirtió en todo un suceso literario en Europa y luego, pasó a América, Estados Unidos, Asia, en fin…

  Tras Suite francesa,  vinieron obras sensacionales.  Confieso que después de haber leído esta Suite francesa, he buscado con empeño cuanta nueva novela de ella, publica Salamandra.  Nueva novela, es un decir, porque la Suite francesa, fue lo último que escribió, me refiero a todas las obras previas que estaban y que permanecían inéditas.  Así he pasado por  David Golder, El ardor de la sangre, El Baile, El maestro de almas, el magnífico  Caso Kurilov, Nieve en Otoño.  Recién, encontré la reciente publicación de Jezabel, que ha salido traducida al castellano, en Abril de este año, en la edición española de Salamandra.

  En esta novela,  Irène Némirovsky hace una apuesta maravillosa. No es ni siquiera en el capítulo uno, sino una especie de Prefacio, un largo Prefacio, de unas treinta páginas, donde ella nos presenta a nuestra protagonista:   Gladys Eysenach.

  Gladys Eysenach, una mujer madura, todavía muy bella, de mucho dinero, que está siendo juzgada por haber asesinado a su joven amante, tal como lo presenta el acusador. En este juicio, conocemos la vida de Gladys por los testimonios del fiscal acusador, de algunos testigos, y al final, termina condenada a seis años, por el homicidio de este joven amante.

  Usted dice, ¡ah caramba! pero entonces, ya se terminó la novela, esta era la novela.

  Como les decía, esto es, quizás, una especie de Prefacio, porque después viene el Capítulo Uno.  Me hizo recordar a Gabriel García Márquez, cuando escribió Crónica de una muerte anunciada. Confesaba García Márquez: “Y si la gente decide ir al final de libro, para ver allí, ¿cómo fue que muró Santiago Nasar? ¿Qué fue lo que ocurrió en definitiva con Santiago Nasar?” Entonces, por lo sano, García Márquez decide que va a comenzar el libro por allí,  y la primera frase, el primer párrafo dice, Santiago Nasar, murió de tal y tal manera.

  La señora Némirovsky hace algo parecido. Nos cuenta cuál es la vida que vamos a conocer. Es como citar al toro de frente, asumir los riesgos totales. Y es impresionante, porque entonces, es que empezamos a conocer, la vida de Gladys Eysenach. Una mujer bellísima, que entre sus principales angustias estaba envejecer. Es un desfile penoso, angustiante, sobre la eterna juventud, el hecho de la maternidad. Y vuelve Irène Némirovsky a cargársela a su madre. No tuvo buena relación en vida con ella. Ya en varios de sus trabajos anteriores, sobretodo en El Baile, había dejado colar mucho de esa mala relación con su madre, esto vuelve a palparse aquí en Jezabel.

  Glady,  gustaba gustarle a los hombres.  Vivía para que los hombres se rindieran ante ella.  Asumía que los sabía dominar, que los sabía manejar a plenitud. Eso sí, que los hombres siempre creyesen que ellos tenían el control y no Gladys. Ese es el reto al que nos invita Irène Némirovsky.

  A pesar de contarnos la novela en las páginas iniciales, luego devela los misterios. Eso sólo lo hace la buena literatura.

Jezabel

Irène Némirovsky- Narrativa Salamandra

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes