Carta al Papa Francisco – Yon Goicoechea

Por: Yon Goicoechea

Su Santidad. Agradezco su constante preocupación por Venezuela. Soy un preso político, católico, formado por Jesuitas. Y tengo un gran respeto por usted.

Por eso quiero comentar sus últimas declaraciones sobre el diálogo en Venezuela. Lo haré contándole mi experiencia.

Yo Apoyé el diálogo en público y en privado. Pero fui engañado. Una noche, durante la vigencia de dicho proceso, llamaron a mi mujer para decirle que seria liberado. Dos funcionarios se acercaron a mi celda y me dijeron que me iría a mi casa. 6 meses después, mis condiciones son aun peores. Vivo en una celda de 12 mts2, sin ventanas, ni luz natural, ni ventilación, con 3 persona más. No se me acusa de ningún delito, porque la fiscalía no encontró pruebas. Es decir, estoy secuestrado.

No es que la oposición esté dividida. Todos queremos diálogo. Pero no queremos que nos mientan. El gobierno incumplió con los acuerdos a los que el Cardenal Parolin se refirió en su carta de diciembre. No convocó elecciones regionales, no respetó las competencias del parlamento, no liberó a los presos políticos y no abrió un canal humanitario para garantizar comida y medicinas a los venezolanos. Si no hay seriedad ¿Cómo va ha haber entendimiento?

Quizás lo sepa. Pero le digo que en los últimos días han asesinado a al menos, 29 manifestantes y apresado a miles de venezolanos por protestar. Nada de esto estaría pasando si se hubiesen convocado las elecciones establecidas en la Constitución. Si del diálogo se hubiesen producido resultados, no habría división en la sociedad con relación a ese proceso.

Yo soy un defensor de la palabra. Si hoy me invitasen a Miraflores a hablar con el Presidente Maduro, lo haría sin dudar. Pero iría para exigir que se cumpla la Constitución y se permita que el pueblo vote. Iría a decirle que quiero irme a mi casa con mis hijos y que ningún ser humano merece estar preso con una orden judicial de libertad.

Mientras tanto, yo seguiré en esta celda, quién sabe cuánto más. Esperando que se cumpla mi liberación, según lo acordado en el diálogo.

Compartir

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes