Dos maneras de hacer campaña

[vc_separator] [mp3t play=”Play” track=”dos-maneras-de-hacer-campana@CMR-Editorial-Radio-05-Marzo.mp3″] [vc_separator]

 Hoy la prensa reseña en grande dos noticias:

La que más centimetraje se lleva, nos remite al video grabado de Hugo Chávez donde después de hablar y hablar, al final, en un par de minutos dijo lo que se temía, que sí tenía cáncer y que  ahora le van a aplicar una radioterapia de semanas.

La otra noticia ocurrió también ayer.  Henrique Capriles, como parte de su campaña electoral, salió a recorrer Cotiza, parroquia de San José en la ciudad de Caracas y, bandas afectas al oficialismo identificadas con sus franelas rojas, trataron de evitar la marcha  del candidato y su comitiva a plomo limpio. Cosa que no lograron pues ésta continuó.

Como vemos son dos maneras de hacer campaña electoral.

El Presidente de la República por cuestiones de salud, hace campaña desde un escritorio. Claro, no tendría que hacerla desde Cuba, la podría hacer desde una clínica o un hospital aquí en Venezuela, pero, él prefiere Cuba y  desde allí hace su campaña electoral. Cualquier cantidad de dinero repartió en el día de ayer.

Hoy El Correo del Orinoco reseña: “2.126 millones para subsidio para tarifas eléctricas. 865,5 millones de dólares y 1.740 millones de bolívares para otros proyectos de desarrollo nacional”

En fin, cualquier cantidad de dinero. Un estilo de ”hacer” campaña electoral.

Henrique Capriles que no tiene esos recursos, hace la campaña electoral a la vieja usanza,  casa por casa, oyendo las peticiones que plantea la gente, escuchando la voz de la gente.  Mientras el oficialismo, por lo visto, tan cercano al delito y a la violencia, decide reprimir esto a balazos.

Hay una fotografía elocuente en el Diario Notitarde.  Un señor de pelo blanco que viene en la marcha trae una docena de globos amarillos, él formaba parte de la marcha de Capriles.  Quien va con globos va en son de paz, nada más pacífico que unos globos. Ante él, viene feroz, muy machote, un individuo con franela roja y una pistola.

¿Le iba a espichar los globos a punta de balazos?

Dispararon al aire. Sin amargo, el   hijo del diputado Ismael García resultó herido y advierte: “Esa bala pudo matar al candidato, Dios no lo quiera”.

¿Qué pasa si esto ocurre? ¿Qué se busca el oficialismo con estos actos de violencia?

Para Henrique Capriles, citado en la primera página de El Nacional: “La violencia no es más que signo de miedo”.
Miedo. Como  no hay manera de impedir, de detener su campaña, entonces se apela a las balas.

En el editorial del  Diario El Nacional leemos:

Ayer las escuadras de malandros bolivarianos volvieron a poner en práctica sus viejas tácticas fascistas y arremetieron con armas en la mano contra los simpatizantes del candidato de la oposición Henrique Capriles, que lo acompañaban en un recorrido por Cotiza, una de las tantas zonas populares de Caracas que está en el mayor de los abandonos.

No fue un simulacro de ataque del lumpen que compone la base fundamental del chavismo en los barrios, sino de un intento serio de demostrar que la campaña electoral que quiere Hugo Chávez va a estar sistemáticamente signada por la arremetida armada contra la oposición, y organizada entre dos polos específicos: violencia y miedo. Eso fue lo que ocurrió en la Alemania nazi cuando las instituciones fueron asaltadas por el Partido Nacionalsocialista.

Ante esto, ¿qué se impone?. Más  calle. Capriles lo hizo ver. Lo  dijo ayer en su twitter. La campaña continuará.

Alejandro Hernández, quien  forma parte del comando de campaña de Henrique Capriles y fue nuestro productor durante años aquí en el programa,  nos contaba  que le impresionó  ver cómo la propia gente de Cotiza, los vecinos de Cotiza, señores de avanzada edad y  jóvenes, fueron los que salieron a la calle a defender a Capriles de la agresión de este grupo de malandros y de fascinerosos.

Eso es lo que tiene que prevalecer, ésa es la gente que quiere de verdad un cambio. Nadie en su sano juicio quiere violencia.

Por lo pronto, eso será lo que tendremos: una campaña electoral en la calle y otra  en televisión…en radioterapia.

Compartir

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes