La arepa en peligro

[sonido]https://soundcloud.com/6j86-producciones/la-arepa-en-peligro[/sonido]

  Nada más importante que la arepa. Cuando hablamos de la comida, de la dieta diaria del venezolano, nada la simboliza y la resume mejor que la arepa. Ella es el plato del desayuno, la que nos  acompaña al mediodía, y es la cena. La arepa es el plato por excelencia del venezolano. Vivimos en torno a la arepa.

  Pero desde hace ya un rato largo no se consigue la famosa Harina Pan. Es cierto, no es la única harina precocida en el país, pero fue la primera, es el emblema y es la de más alta producción. Pero usted no la consigue y si la consigue se la limitan: solo puede llevar un par de paquetes. “Dos por personas”, se lee en las cajas de los automercados. El detalle está en que ahora, por lo visto, ni siquiera vamos a tener esa harina aunque sea limitada.

 “En riesgo producción de harina precocida” se lee en El Nacional. El Universal: “Revisaran propuestas de Polar sobre la harina de maíz”.  En el interior la prensa regional lo destaca ampliamente. El Norte, en Barcelona: “Peligra la producción de Harina Pan”. El Tiempo, en Puerto La Cruz: “Polar alertó que está en riesgo la producción de harina precodida” El Clarín, en la Victoria: “Peligra producción de harina”. “Peligra la arepa”, dice Versión Final en Maracaibo.

  Alimentos Polar publicó ayer un comunicado donde suelta la alerta:

  Actualmente producimos a pérdida. La falta de revisión del precio de la harina precocida de maíz ha generado un rezago que impide cubrir los costos, por lo que la producción de este rubro arroja pérdidas. El precio regulado de un kilo de harina precocida de maíz es de 7,41 bolívares. Este precio fue fijado hace casi un año, en agosto de 2013. Desde entonces, los costos de producción, incluyendo fletes, insumos, equipos, repuestos y compromisos laborales, han aumentado significativamente. La inflación acumulada de los últimos 12 meses alcanza 60,9%. Al precio actual, es imposible cubrir los costos de producción y obtener, tal como consagra la Ley Orgánica de Precios Justos, un margen de ganancia razonable. Bajo estas condiciones la producción de harina de maíz es inviable. (…) Las empresas productoras en manos del Estado deben tomar sus propios correctivos, para que el país cuente efectivamente con los beneficios de estas capacidades productivas. Alimentos Polar reitera la propuesta presentada el año pasado de adquirir o alquilar la instalaciones en manos del Estado para ponerlas a producir al máximo de su capacidad.

  En otras palabras, le está diciendo al gobierno: ustedes no saben  hacer esto, dejen que nosotros lo hagamos.

 Alimentos Polar advierte al país de manera responsable que de no tomarse los correctivos necesarios la producción de harina precocida de maíz se verá seriamente comprometida en los próximos meses. Estamos hablando del futuro inmediato.

  Ahora, ¿cómo ha reaccionado el gobierno ante esta situación? En El Norte, en Barcelona, por ejemplo, citan: “El presidente Maduro dijo desconocer el asunto”. ¡Ah caramba! En El Tiempo, en Puerto la Cruz: “Presidente Maduro acusó a la compañía a cargo de Lorenzo Mendoza de contrabandear el maíz”. Esas, pues, son las reacciones hasta ahora de Maduro, es decir, del Gobierno Nacional.

  Esa arepa se nos va a ir del plato diario. Se nos va la comida. Y el gobierno desconoce el asunto.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes