Cabillas y balas

[soundcloud id=’122166866′]

 

  En el interesante foro que tuvimos ayer en el programa con los doctores Pedro Nikken y Asdrúbal Aguiar, quedó de bulto la falta de pudor, siquiera, por parte del Gobierno a la hora de atropellar Derechos Humanos de otros ciudadanos. Los Gobiernos todos, inclusive hasta las dictaduras, suelen disimular algo, pero en este caso no hay disimulo posible. Y a esa falta de pudor a la hora de atropellar los Derechos Humanos de los venezolanos, se procede, además, con un cinismo desmesurado que ofende y por supuesto irrita.

  El mayor cinismo a la fecha lo tiene la señora Luisa Ortega Díaz, quien ha declarado que Alejandro Silva, el jefe de Giras de Henrique Capriles, no estaba detenido sino rindiendo una entrevista en la DIM. ¿Una entrevista a la que él fue por su propia voluntad, señora Luisa Ortega Díaz? ¿O no es verdad que lo sacaron a golpes de su cuarto del hotel Eurobuilding en horas de la madrugada del día sábado? Señora Ortega Díaz, entendemos que usted forma parte del régimen, pero no nos vea cara de idiotas porque no lo somos.

  Ahora, al lado de ese cinismo la situación ha llegado tan lejos que la violencia pasa a ser la única posibilidad a la que se aferra el régimen para ir adelante. Por ejemplo, ayer a Henrique Capriles una partida de malandros en motocicletas, le tratan de quemar el equipo de sonido, de incendiar la tarima desde donde iba a hablar en Maracay; amén de las agresiones que también efectuaron bandas de motorizados que agredieron a los seguidores de Cocchiola cuando éste llegó al aeropuerto en Valencia. Once heridos por cabillazos se reportan hoy en la prensa.

  ¿Ese es ya el último recurso que le queda al Gobierno en estos tiempos tan duros y difíciles de la campaña electoral, del cuadro político y económico que estamos viviendo? Es decir, ¿la violencia es su único argumento, la cabilla, el abuso del poder, el cinismo?

  La situación es tan grave que hasta un señor tan desentendido, pusilánime y guabinoso como José Miguel Insulza ha opinado: “Insulza insta al Gobierno y a la oposición a que dialoguen”. Hagan un esfuerzo por dialogar con espíritu democrático y con apego a sus leyes a fin de encontrar puntos de acercamiento. Hasta Insulza está preocupado. Pero mire, señor Insulza, esa nota que acabo de leer viene en la página de política de El Universal de hoy. Al lado de la nota leo lo siguiente: “Asesinan a candidato a concejal en el Zulia, José ‘Cheo’ Chirinos”. Chirinos era candidato a concejal por la MUD en el circuito uno de Baralt. Dice la nota de prensa: Se conoció que Chirinos se encontraba en la emisora La Voz de la Patria 88.9 FM en el sector Mene Grande, y en el momento en que salía del lugar llegaron dos individuos a bordo de una motocicleta y sin mediar palabras le dispararon en varias oportunidades. En el incidente resultó herida otra persona, que se encontraba junto al candidato (…) Se conoció que los antisociales se dieron a la fuga sin llevarse ninguna pertenencia del fallecido.

    No había intento de robo, era una acción de sicariato. ¿Quién le mandó a matar? ¿A quién beneficia o conviene esa muerte? ¿Será que en este país, definitivamente, ya cambiamos las palabras por cabillas y balas?

Compartir

2 comentarios

  1. Así esta Venezuela en la que dejamos avanzar la toma del poder por la delincuencia organizada. Los actores principales de este gobierno ilegitimo tienen pasados negros en acciones delincuenciales, era de esperarse actuaciones donde ellos se mueven como peces en el agua. Momentos donde debemos,como venezolanos, hacer orfebrería firme para limpiar el país de esta plaga política y de los chulos mercenarios internacionales que son sus secuaces.

  2. Este gobierno en su fase terminal con el sol en la espalda ya no disimula algo caracteriztico de las dictaduras la ven tan dificil que estan apelando a lo que mejor saben hacer el abuso de poder ya el gas del bueno paso a la historia ahora se el plomo parejo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes