La arrogancia del limosnero

[sonido]https://soundcloud.com/6j86-producciones/la-arrogancia-del-limosnero[/sonido]

Hace ya unas cuantas décadas, un candidato a la presidencia por parte del gobierno perdió de manera abrumadora en la contienda electoral. Era de avanzada edad, un hombre por demás respetable que no pudo con la derrota y, al parecer, perdió la realidad. Terminó en el jardín de su casa dando discursos, órdenes, despachando como si fuese el presidente que no llegó a ser. Fue una situación penosa que se manejó con la prudencia del caso. Nunca se llegó más allá, nunca salió del jardín de su casa.

Recordé eso leyendo las noticias de hoy. La diferencia está en que no se habla desde el jardín de la casa, sino por los medios y desde un extraño camión (no sé donde estaba montado ayer el señor Maduro, pero no era nada parecido al balcón del pueblo, ni tampoco una de esas tarimas hitlerianas desde donde le gusta hablar; era un sitio incómodo y estrecho y desde ahí se dirigía a un puñado de gente, abajo, evidenciando la necesidad de bañarse de multitud). “Es más tiempo de revolución”, le gritaba Maduro a los suyos. “No es momento de autoflagelarnos ni de traición”, según le reseña Últimas Noticias. En el Diario Vea: “Pueblo y presidente en defensa total de la revolución”, en una primera página donde el voluminoso dirigente sindical, Wills Rangel, afirma: “Hay que nacionalizar la banca”.

Definitivamente esta gente no entiende qué fue lo que ocurrió el domingo. Como en aquella triste imagen del señor que no entendió que había perdido las elecciones, Maduro, ahora, muchas décadas después, repite la circunstancia.

Leí días atrás un tuit extraordinario: “Si las elecciones fueran hoy, luego de haber visto la reacción de los chavistas, ahora perderían más feo”. Eso es correcto. Repare usted, por ejemplo, en los titulares de El Nacional: “Ministros amenazan y agreden a los empleados por el voto castigo. No solo el presidente anuncia que no seguirá construyendo viviendas “porque no le dieron el apoyo en las parlamentarias”, sino que también los empleados públicos han sido humillados por no haber retribuido con el sufragio “los regalos” que recibieron del gobierno. Carlos Osorio, Ministro de Alimentación, se reunió con los trabajadores y los llamó malagradecidos. Les echó en cara que les había regalado bolsas de comidas y dado facilidades para obtener productos regulados, pero no correspondieron con su voto. “De ahora en adelante se las tendrán que pedir a la oposición.”… A los trabajadores de la Comisión de Telecomunicaciones (Conatel) les avisaron que les quitarán el “bono hallaquero por haber traicionado a la revolución”.

Tomemos las palabras de este general Osorio, “yo les di regalos y ustedes me traicionaron”. El que regala a una persona, en primer lugar, lo hace de su propio bolsillo, no con el dinero de los demás; y, en segundo lugar, como ocurre en Navidad, se regala entre pares, de tú a tú, y todos felices. Pero otra cosa es cuando yo estoy aquí arriba, en un pedestal inmenso, y allá abajo hay una multitud a la cual yo le echo algunas migajas. Eso es un limosnero. El limosnero da una limosna (regalito), ¿a quién?, a un pordiosero.

El gobierno, pues, asumió y la mejor evidencia la tenemos ahora después de la chachetada que les dio el pueblo venezolano el 6 de diciembre -y digo chachetada por no decir la otra palabra que también empieza por c-, que para ellos el pueblo apenas son unos pordioseros, unos mendigos a los que se les puede mantener contentos con pequeñas dadivas y limosnas. Tanto que hablan de la resistencia indígena y nos siguen tratando a los venezolanos como si fuéramos aquellos indiecitos a los que se les cambiaban pepitas de oro por espejitos.

Por eso perdieron las elecciones, y por eso seguirán perdiendo, por lo visto, muchísimo más.

Compartir

10 comentarios

  1. Me alegro en gran manera que el carlos osorio se moleste y este echando sapos y culebras por la boca, ya que el fue uno de los que se burlo descaradamente de los accionista clase b en guayana, toma tu tomate, la vida te esta devolviendo lo que tu sembraste, y como dijo un tipajo por all, Y VIENE MAS… asi que compra alpargatas porque lo que viene el joropo.

  2. Todo muy bien, pero me gustaría aclarar un pequeño punto: Muchas veces he escuchado el comentario sobre el cambio pepitas de oro por espejitos y, creo que fue el señor Herrera Luque quien me hizo entender un poco el hecho:
    Imagine 1492, la que sería venezuela y sus habitantes se encuentran con personas que visten y hablan de forma extraña y traen cosas nunca vistas ni imaginadas y de alta tecnología (Un espejo) y nos lo quiere cambiar por unas piedras que hay en el río y que para mí no tiene ningún valor, ¿debo pensar que me robó en el cambio o pienso que es un pendejo por querer las pepitas?. En los negocios, increíblemente, todos creen que ganaron. analice la compra y venta de bonos desde ambos lados y vea quien cree que pierde. interesante verdad. Muchas gracias.

  3. Tal vez no seamos el mejor Pueblo del mundo,todavía tenemos que aprender muchas cosas y entre ellas está el tener que formarnos políticamente.No es posible que sigamos escogiendo gobernantes, para que una vez ya en el poder utilicen ese mandato para manipular,irrespetar y sobre todo burlarse de quienes lo eligieron.Venezuela merece respeto y su gentilicio también,tengo fe y esperanza que mi pueblo algún día alcanzará su madurez política.Felicitaciones César Miguel y que esta Patria siempre te bendiga…

  4. Desde que comenzaron a gobernar estos ineptos me dí cuenta que habían subido al poder para humillar al venezolano, cuando tocaba los cacerolazos y las ordaz chavistas caían a tiros mi casa, como gritabamos de pánico mis hijitos y yo. Lo último que hicieron fue lanzar una bomba lacrimógena al apartamento de mi hermana en la Candelaria después de eso tuvimos que salir de Venezuela dejando todo allá. Gracias a Dios hay una esperanza de cambio y el pueblo gritará LIBERTAD!!!!!. Dios bendiga a mi bella Venezuela. Un saludo desde Escocia.

  5. Un caballero culto educado inteligente elegancia sabiduría sencillez honradez y miles de etc etc para este señor . necesitamos a alguien como el para q tome las riendas de esta pobre y rica Venezuela . .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes