“¡Se hunde el barco, mi querido capitán!”

[soundcloud id=’133549837′]

  El país hace aguas por todas partes. Hoy El Universal, en su gran titular de primera página: “Protestas tomaron calles de 6 entidades del país”. A esto Maduro responde, y lo leo en el gran titular del diario oficialista Vea: “Los grupos violentos serán castigados severamente”.

  Recordarán -y ayer lo comentábamos- que el pequeño grupo de jóvenes que protestó en Margarita, a 200 metros del Hotel Venetur, han sido castigados “severamente” por órdenes de Maduro. La represión es lo único que tiene a mano, lo único que se le ocurre a Maduro frente a una situación que quizá ya se le fue de las manos.

  Mientras, tenemos el severo problema económico. Ayer leíamos las declaraciones muy lamentables de la joven Andreina Tarazón, diciendo que la propuesta de Fedecamaras, con relación a la Ley de Precios Justos, daba risa, “risa” y “vergüenza”. Hoy Fedecamaras le responde, lo leo en El Nacional: “No da risa. Fedecamaras alerta sobre la gravedad de la situación económica. La organización empresarial considera que el país está sumergido en la más profunda escasez, presenta los más bajos niveles de productividad y la inflación consume por completo el salario de los trabajadores. La  Ley de precios justos no va a solucionar los problemas sino que continuará agravándolos, dice Fedecamaras”. Pero el Gobierno ve esto de manera un tanto torcida porque en Vea citan al Vicepresidente Jorge Arreaza afirmando: “Fedecamaras ampara a quienes incurren en usura”. Eso no es correcto, Arreaza, y usted lo sabe bien.

  A todas estas se da un cambio, una meneada de mata en el equipo financiero. El Universal: “A la superintendencia de bancos llega Mari Espinoza, quien años atrás estuvo al frente de Cadivi. Entre los cambios anunciados destacan los del Bandes, Banco del Tesoro y también Fogade”. ¿Estos cambios se traducirán en algo positivo? ¡Ojala!

  Por lo pronto, hay un diputado pesuvista, José Rafael Ávila, que quizá luego de esta  ocurrencia que le leo en el El Universal pueda aspirar algún puesto en el gabinete económico. “El Diputado Ávila propuso retomar con fuerza la idea de la agricultura familiar para atacar el desabastecimiento y hacer frente a la guerra económica”.

  Habíamos hablado esta semana del proceso de buhonerización, de ranchificación del país. Bueno, esa es la estrategia, aquí esta palpado: ahora cada quien va a criar su gallinita en su casa, en su apartamento, y así se va a combatir el desabastecimiento. ¿Esto es cinismo o sencillamente la mayor manifestación de ignorancia y falta de seriedad posible?

  Y en el mientras tanto el capitán Cabello no deja de ser noticia. El semanario Quinto Día le cita: “Cabello frente a los cadetes. Llama a revivir el espíritu del MVR 200 en la academia y todas las escuelas militares. Pidió no caer en chismes y zancadillas y les alertó lo que pasaría en las Fuerza Armada si la oposición llega al poder”.

  ¿Por qué tanto movimiento, tanto discurso ante los militares? ¿Será que, en efecto, el capitán Cabello sospecha que la oposición pueda llegar pronto al poder?

Compartir

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes