Lo normal y lo extraordinario

[vc_separator] [mp3t play=”Play” track=”Lo normal y lo extraordinario@CMR-Editorial-15-de-Mayo-2013.mp3″] [vc_separator]

  14 años de un régimen empeñado en polarizar a la sociedad, empeñado en llevar adelante, al menos en el discurso político, una revolución completamente anacrónica, han determinado que la vida regular del país, de sus instituciones, esté patas arriba. Hoy llama la atención que es una gran noticia el hecho de que un empresario, quien está al frente, por cierto, de la empresa privada más grande del país, se haya reunido con el Alto Gobierno, empezando por el Presidente de la República. Esa es la gran noticia.

  Esto debería ser algo absolutamente normal, que conversen la empresa privada y el Gobierno no debería ser un hecho extraordinario. No tienen por qué ser sectores que se adversen, que estén enemistados. La reunión, inclusive, fue muy cordial, según dice Lorenzo Mendoza y según lo confiesa también Jorge Arreaza.

  Nada que ver con esos desplantes, absolutamente fuera de orden, del señor Maduro previos a la reunión: “le voy a gritar sus cuatro verdades, lo voy a ver a la cara”. Cuando se sentaron hablar Mendoza seguro le repitió lo que ya había dicho en su rueda de prensa del día anterior: mire, yo estoy produciendo al máximo y usted tiene allí una serie de empresas que no están produciendo, en realidad tenemos por delante un problema severo, el país necesita comer, necesita alimentos y vamos a echar adelante toda una gran campaña para darle alimentos a los venezolanos. Y así, -como dicen-, hablando se entiende la gente.

  Fue una reunión cordial, acordaron establecer vínculos, y, además, Mendoza sale comentando que el Gobierno le promete toda la materia prima para producir, y, a su vez, se liman las asperezas; de aquí en adelante podrán venir otras reuniones de dialogo.

  Así debería ser siempre, no tiene porque ser una gran noticia que se hayan reunido unos empresarios con el Gobierno para resolver la gravísima crisis que tenemos de escasez.

  ¿Será este un primer paso realmente para encontrar la sindéresis, la sensatez entre todos los venezolanos?

  El Gobierno debería llevar la batuta en este sentido. Eso sí, vamos a quedarnos con el Maduro que habló en la noche con Mendoza, y no con el que soltó el desplante horas antes de esa reunión.

Compartir

3 comentarios

  1. Las cosas cotidianas pasaron a ser extraordinarias porque para este gobierno lo común es la incapacidad, la violencia y luego acusar a los demás de todos los males que ellos mismos han causado. Sólo que esta vez no contaban que un “extraordinario” empresario iba a darles la cara y a responder con argumentos irrefutables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post recientes